sábado, 30 de enero de 2010

SALMAN RUSHDIE


Salman Rushdie
Un comentario suspicaz e hilarante de uno de mis lectores ha despertado en mí unas sonoras carcajadas esta mañana, él ha dicho: Yo sospecho que el decreto religioso del ayatolá Jomeini condenando a muerte a Salman Rusdie no es por atacar la figura de Mahoma en Versos Satánicos sino por lo mala que es. “Versos satánicos” es una de las novelas más importantes del siglo XX, un poemario itinerante que saca chispas y lustre a la sensibilidad, a la lírica y a la locura, con algunas connotaciones dantescas. Rushdie fue objeto de burlas y desprecios xenófobos durante su juventud en Londres; allí, en aquellos tiempos, era un indio intruso en país extranjero. Y supongo que sintió consuelo cuando le salieron estas palabras, insertadas en la novela que nos ocupa: Los engañó del modo que un ser humano sensible puede convencer a los gorilas para que lo admitan en su familia, para que lo acaricien y lo mimen y le metan un plátano en la boca. Está llamando “gorilas” a los británicos y se jacta de haber burlado su hipocresía haciendo que lo admitieran en su sociedad literaria. Creo que actualmente, Rushdie es el presidente de la Royal Society of Literature; es, además, uno de los escritores más reputados del mundo. Un corte de manga para sus enemigos y detractores. Con los "Versos satánicos", uno puede captar una prosa poética que embellece y coloca una aureola luminosa a la novela. Por ejemplo:

… sus labios eran pálidos y no rojo sangre; su cabello, rubio-hielo en lugar de azabache, y sus ojos, no grandes e inocentes sino entornados por la costumbre de evitar el reverbero de la nieve…

viernes, 15 de enero de 2010

DOS OBISPOS

EL OBISPO BONILLA

Toda España ha quedado boquiabierta tras las declaraciones del obispo de San Sebastián, un tal Munilla. Ante el aluvión de críticas que han despertado sus comentarios, él ha intentado quitarle importancia, y ahora dice que han manipulado y distorsionado sus palabras. Este individuo se atrevió a decir que en España existen males mayores que los que hay ahora en Haití (200.000 muertos por el terremoto), debido a la falta de fe de los españoles. No sé si ha utilizado estas palabras exactamente, pero de una manera u otra esto es lo que ha dicho. Tiene que ser muy fanático un individuo para atreverse a decir esta barbaridad. A él no le afecta el terrorífico drama que sufre este país, no siente ninguna pena al ver tantos miles de cadáveres tirados por las calles. La mayoría de la gente de todo el mundo está conmovida ante la magnitud del desastre, a la iglesia no le conmueven estas cosas; ellos mataban a miles de inocentes quemándolos vivos en las hogueras. Y como ahora ya no nos pueden matar por no creer en sus estupideces, entonces sueltan perlas de este tipo, de manera espontánea, porque llevan el fanatismo aún impregnado en sus entrañas. A vosotros, miembros de esta fanática secta llamada católica, os sale vuestro lodo por todos los lados, a vosotros y a vuestro dios lo que os gusta es la sangre humana desparramada.




EL OBISPO ÁLVAREZ

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, dijo estas palabras textuales a un diario local: Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece. Una persona mayor tiene que ser muy degenerada para pensar y hablar así. Estos obispos deberían formar parte de todo ese colectivo de pederastas que están en la cárcel, pero no, a ellos no los enchironan. Todo huele a podrido en esa secta católica. No desaparecerán tan fácilmente porque tienen tanta riqueza, originada por el expolio, que no se la pueden acabar nunca. Y, además, todavía hay una parte importante de la población que cree en sus patrañas. Qué tristeza.